Los mejores timbres inalámbricos

El timbre eléctrico, que se inventó en el siglo XIX por el científico Joseph Henry, se comenzó a popularizar entre las familias acomodados décadas después. Aquellas melodías que acompañaban al pulsar un interruptor no dejaron indiferente a nadie y hoy la mayor parte de las casas tiene uno.

Pero los avancen tecnológicos ofrecen hoy modelos inalámbricos para comercios, áreas de trabajo, fincas, unifamiliares o naves. Si bien su empleo se ha extendido y varias personas lo utilizan cuando se precisa, por servirnos de un ejemplo, la atención de un cuidador o un camarero.

El éxito del timbre inalámbrico hay que a su fácil instalación, que no requiere de cableado, y a su bajo precio. Entre todos los modelos del mercado el elegido como preferido de esta comparativa es el WA659 de Tecknet, un aparato confiable cuyo alcance supera los 250 metros.

Cómo funciona

El funcionamiento de estos gadgets es simple. Exactamente la misma en la comunicación, hay un emisor que, en un caso así, transmite una señal de radiofrecuencia a un receptor enchufado a la red eléctrica y que le hace sonar.

Los fabricantes aconsejan poner el pulsador lejos de zonas y estructuras metálicas para que no haya interferencias en la señal y logre disminuir el rango del alcance.

A tomar en consideración

El alcance

Esta característica es crucial para asegurarse un óptimo desempeño. En las informaciones técnicas del aparato vas a encontrar un rango de alcance alto que, normalmente, varía entre los 150 y los 300 metros. Esta medida es verdadera en campo abierto y es un alcance tan alto a fin de que desde la puerta hasta la otra punta de la vivienda ande.

Pero no debemos olvidar que las puertas y paredes son óbices que dismuyen la señal. Para un apartamento u oficina va a ser bastante con un modelo de menor rango; si, por contra, quieres colocarlo en una vivienda de varias plantas o en una nave industrial deberás decantarte por los timbres de mayor alcance.

Las funcionalidades

Además de producir una señal sonora, una luz LED la acompaña de forma intermitente toda vez que alguien llama. Este aspecto es importante para personas con pérdida de audición o locales comerciales con mucho ruido de fondo como peluquerías, talleres o factorías. Asimismo tienen varios niveles de volumen para adecuar el sonido a la hora o instante del día y tienen múltiples armonías.

La batería

El emisor puede funcionar con pilas que, en la mayoría de los casos, vienen dentro, o con una batería que autogenera electricidad toda vez que se aprieta el timbre. Si bien las dos opciones son buenas, los modelos sin pilas tienen una durabilidad confiable durante mayor tiempo. Sin embargo, el consumo de batería es tan nimio que si optas por un timbre con no vas a deber preocuparte en mudarlas en múltiples meses. Todo va a depender, evidentemente, del empleo que se le dé.

La instalación

Poner en marcha uno de estos aparatos es cuestión de escasos minutos. El emisor se pega con una cinta de doble cara, aunque se incluyen tornillos para fijarlos a la pared. La unidad (o unidades receptoras) se enchufa cualquier red eléctrica. Así de sencillo y cómodo.

La impermeabilidad y el factor de protección

La mayor parte de timbres están a la intemperie y deben soportar las inclemencias del tiempo, así como evitar que el polvo se cuele dentro y estropee el aparato. Por esta razón, las marcas fabrican los timbres impermeables, como los de esta comparativa, y con un índice de protección (IP) alto que impide la entrada de micropartículas.

En este momento que conoces cuáles son las particularidades, halla en la próxima guía el que mucho más se ajuste a tus necesidades. Nuestro consejo es que no te dejes llevar tanto por la estética (todos ellos están diseñados con gusto) sino por la funcionalidad. Por alrededor de 20 euros adquirirás con aparato confiable y duradero.

El preferido: TECKNET WA659

El timbre inalámbrico elegido como favorito fué diseñado por TeckNet, una marca británica que, desde 2005, comercializa aparatos electrónicos e informáticos de toda índole.

Los timbres inalámbricos son uno de sus mejores productos y, entre su variado catálogo, destaca el modelo WA659 por su sencilla instalación y la efectividad de sus funciones.

Está compuesto, por un lado, por un emisor que se coloca en el exterior de la vivienda o del comercio a través de una cinta de doble cara o atornillándolo a la pared. Y por el otro, por 2 receptores que se enchufan a cualquier toma de corriente estándar.

La idea de que integre dos receptores es perfecta para viviendas de múltiples plantas, áreas de trabajo o almacenes. Además de esto, tienen un rango de 250 metros de alcance y 64.000 códigos de encriptación que impide el acople con otros aparatos electrónicos y, consecuentemente, las temidas interferencias.

Sin embargo, si no precisas de más de dos receptores se puede adquirir el modelo fácil con un emisor y un receptor.

El transmisor funciona con pilas que, según la opinión de los usuarios, marchan a lo largo de cuando menos un par de meses. Para ahorrar y asistir con el medioambiente siempre y en todo momento se recomienda comprar baterías recargables en el momento en que se hayan consumido las de origen.

En lo que se refiere al sonido, el W659 deja escoger entre 32 melodías diferentes, tal como ajustar el volumen en 4 escenarios que fluctúan entre los 25 y los 85 decibelios. Aun se configura para que cada receptor emita una armonía diferente.

También, los receptores emiten una luz LED azul intermitente al tiempo que reproduce el sonido. Esta singularidad es espléndida para las personas que tengan pérdida de audición o para lugares como talleres o factorías donde el estruendos se convierte en un genuino inconveniente.

Sin duda, el TeckNet W659 se ha ganado el título de favorito merecidamente gracias a sus estupendas prestaciones y a su precio, que no alcanza los 20 euros.

El de mayor rango: GOVEE H7204

El segundo de los timbres inalámbricos de esta guía es la mejor opción para todos los que precisan alcanzar el mayor rango posible. Buscando entre cientos y cientos de modelos y ayudados por la opinión de los expertos nos hemos decantado Govee, una marca novel con menos de tres años de andadura, pero cuyas ventas se han disparado exponencialmente.

Govee ha alcanzado su éxito merced a un equipo exclusivo de I+D centrado en aunar todos sus esfuerzos para crear gadgets cuyas funcionalidades posibiliten la vida de un hogar inteligente.

El H7204 se compone de un emisor y 2 receptores, exactamente la misma el favorito de TeckNet. Pero la diferencia primordial radica en su señal de mayor rango que alcanza los 300 metros.

La forma de instalar es idéntica. El emisor se coloca a través de un autoadhesivo de doble cara o a través de tornillos; mientras que los receptores se enchufan a la toma de corriente. Incluye hasta el destornillador para dejar caer los tornillos de la tapa posterior del transmisor.

Para su preciso desempeño, el pulsador precisa pilas (ya incluidas) que habrá que reemplazar transcurrido el tiempo. Aunque no hay por qué preocuparse: el consumo es tan bajo que las baterías tienen una larga autonomía.

Tiene 36 armonías y 5 niveles de volumen (desde 0 hasta 85 decibelios). Incluso puede anularse el sonido y que el aparato emita solo su luz de flash LED fácilmente visible. También se puede programar la melodía y el volumen de cada receptor.

Su diseño y acabado está más cuidado que el de TeckNet. Un perfil en plata y unas esquinas levemente redondeadas le dan un aspecto muy elegante.

Diseño de calidad: iKALULA

El tercer puesto lo ocupa un timbre inalámbrico que, además de funcionar de maravilla, cuenta con un bonito y moderno diseño. Quienes cuiden este género de detalles en su hogar o lugar de trabajo probablemente encontrarán en el modelo de iKALULA su favorito.

Al igual que los dos anteriores, tiene 2 receptores para colocarlos en diferentes sitios. Pero lo que destaca de ellos es su atractivo diseño, en color negro o blanco a escoger, que los convierte en una pieza decorativa en cualquier rincón donde se coloquen.

El pulsador, con unas dimensiones algo mayores que las de sus competidores, está fabricado con plástico ABS muy resistente y de extendida durabilidad.
iKALULA es una marca responsable que ha pensado en la mejor manera de ahorrar y respetar el medio ambiente. De ahí que, el emisor no precisa de pilas para su funcionamiento ya que autogenera electricidad por sí mismo.

En cuanto a las especificaciones de uso puedes elegir entre 51 armonías y adecuar el volumen de cada receptor en cuatro niveles que fluctúan entre los 25 y los 85 decibelios. También incluye aviso luminoso con luces LED de color azul.

Si bien sus ventajas son muchas, este modelo no posee tanto alcance como otros en tanto que su rango es de 150 metros. Aunque como ahora se ha mencionado quizás resulte bastante para un apartamento o una vivienda de una planta.

Para finalizar, en lo que se refiere a la instalación tiene relación, es tan simple y rápida como el resto. El interruptor de ancla a una área por medio de una cinta adhesiva o unos tornillos y anclajes incluidos en la caja y los receptores se conectan a un enchufe.

Simple y de calidad: MLITER

Quizás el sencillo diseño del timbre de MLITER no sea su apariencia mucho más importante, pero tiene algunas especificaciones que lo convierten en un aparato servible y duradero.

La primera es que no necesita el uso de baterías para el pulsador ya que su diseño autogenera energía. Asimismo, tiene un nivel de protección frente al polvo y la lluvia IP55 mayor a los tres modelos de timbre anteriores.

También es el modelo con mayor cantidad de tonos: 58 nada menos. Incluye canciones de Navidad, armonías variadas y tonos tradicionales como el ding-dong. Los usuarios y expertos valoran, aparte de esta función, que en la situacion de generarse un corte del fluido eléctrico la memoria almacena la última melodía y nivel de volumen escogidos.

Como el resto de aparatos cada receptor tiene su propia configuración tanto del tono como del volumen que se regula en cuatro escenarios desde los 25 y hasta 85 decibelios.

Las personas con adversidades auditivas o los trabajadores en salas con exceso de estruendos valorarán las luces LED intermitentes que acompañan al sonido.

Finalmente, da un alcance de 150 metros de distancia al aire libre y se instala como el resto de timbres.

El mejor precio: OMERIL

Otra compañía novel que se subió al carro de la innovación es OMERIL. Su escalada en el mercado se debe a unos artículos de muy, muy alta calidad a costos muy confrontados. Un binomio que se ha ganado la confianza de los especialistas y los clientes del servicio.

Se trata, a diferencia de los otros 4 timbres, de un modelo sencillo con un receptor y un emisor cuya señal consigue hasta 150 metros. Dispone de 52 melodías y cinco niveles de volumen que dejan silenciarlo o ir ampliando el tono hasta los 110 decibelios, el mucho más prominente de esta comparativa.

El pulsador no requiere pilas para su funcionamiento. Al presionarlo crea la electricidad y, por consiguiente, no precisa de baterías ni costos plus.

Los especialistas resaltan que funciona de maravilla incluso con la climatología mucho más adversa y las temperaturas más extremas (desde -20ºC hasta 60ºC).

Exactamente la misma el resto, emite una luz LED mientras que suena el timbre; pero, en un caso así, el color se escoge entre cinco opciones diferentes.

La instalación no difiere del resto de timbres inalámbricos y, en este sentido, resulta tan sencilla que no te demandará mucho más de diez minutos para poner este fabuloso aparato en marcha.

Última actualización el 2021-05-13 at 00:39 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la Interfaz de programación de aplicaciones para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *