Los mejores espiralizadores de verduras

César Méndez

Los vegetales, las hortalizas y las frutas han de estar presentes en una dieta sana y equilibrada. Lo que nos falta, en ocasiones, es tiempo y imaginación en la cocina para mejorar la presentación de las recetas. Para que los platos entren por el ojo existen los espiralizadores, aparatos que convierten en delgadas franjas las verduras que decoran la ensalada o crean trampantojos que simulan exquisitos platos de pasta. Sin duda, es perfecto para los pequeños, tan reluctantes a determinadas comidas.

Hallarás en el mercado múltiples géneros de espiralizador: eléctricos, sólidos o profesionales, entre otros muchos. Entre ellos, el escogido como favorito es de la marca Shedhom, un aparato de tamaño reducido, capaz para todo tipo de alimentos —con independencia de su tamaño y diámetro— y con un práctico depósito donde se deposita la verdura en tiras, lista para cocinar o ser útil.

A tener en cuenta

Antes de lanzarte a obtener un espiralizador, ten en cuenta las próximas características por el hecho de que, quizás, el favorito no cumpla con las funciones que estás intentando encontrar.

  • Tipos. En la siguiente comparativa encontrarás tres tipos que son los más habituales. Presta atención para escoger el que más se adapte a tu manera de cocinar y a los ingredientes que, normalmente, te acompañan en tu dieta diaria. El modelo de sobremesa es el mucho más grande y, por consiguiente, el que más espacio ocupa. Pero asimismo es el más permanente y polivalente porque sirve tanto para espiralizar una zanahoria como un calabacín o una berenjena. Los modelos tipo sacapuntas son más pequeños y correctos para verduras no muy enormes. Por último, el modelo eléctrico cumple con las dos funciones y agiliza el desarrollo.
  • Funcionamiento. En función de lo anterior, cada modelo dispone de una manera de ejecutar su función que necesita mayor o esfuerzo reducido. El espiralizador de sobremesa se acciona con una manivela y resulta simple de utilizar; el espiralizador tipo sacapuntas necesita mayor energía y fuerza por el hecho de que hay que ir apretando y girando el alimento; al paso que el eléctrico hace solo el trabajo y es suficiente con mover las verduras a lo largo del desarrollo.
  • Cuchillas. Los modelos seleccionados funcionan con afiladas cuchillas de acero inoxidable que proporcionan un corte preciso y fino. Algunos incluyen cabezales remplazables con diferente cuchilla para realizar distintos géneros de corte: más anchos o estrechos.
  • Todos los modelos de esta comparativa están fabricados con plástico ABS de alta definición y acero inoxidable para las cuchillas. Se desmontan sencillamente y dejan su lavado en el lavaplatos. Ciertos tienen dentro algún cepillo para retirar los restos.

Precio

Puedes preparar espléndidos platos vegetales sin realizar una enorme inversión. Un aparato manual cuesta alrededor de 20 euros. Los de sobremesa o eléctricos, por su lado, no alcanzan los 50. En cualquier caso algunos de ellos son aparatos que no ocupan bastante rincón y son una muy buena opción para aquellos a quienes les pirre la imaginación culinaria.

El favorito: Shedhoom

Sedhoom es una conocida compañía encargada de la creación de innovadoras herramientas de alta definición para la cocina. Los materiales que emplea para la fabricación de sus artículos son de plástico ABS resistente y duradero y piezas metálicas de acero inoxidable. Esta combinación ofrece aparatos seguros, higiénicos y perdurables.

Uno de sus productos estrella es su espiralizador de verduras, que se ha convertido en el modelo mucho más vendido de Amazon, la única interfaz donde se comercializa.

Además de “espaguetizar” cualquier vegetal, incluye tres géneros de cuchillas adicionales con diversos tipos de corte. Así, se cocinan platos creativos cada día.

Los usuarios destacan el recipiente que tiene dentro en el que cae la verdura transformada en tiras, trozos, lazos o espirales. Esto proporciona una preparación cómoda, limpia y precisa.

Su uso es más que sencillo. Basta con colocar la verdura y accionar la manivela en sentido de las agujas del reloj.

Una buena alternativa: Lurch Spirali

Los especialistas recomiendan también la espiralizadora de Lurch Spirali, una herramienta delicada y fabricada con los máximos escenarios de calidad.

Sus cuchillas ultraafiladas de acero inoxidable transforman todo tipo de frutas y verduras en cilindros, incluso quesos o salchichas que tengan una consistencia compacta. Ninguna receta será irrealizable con este magnífico aparato puesto que, además de esto, tiene tres tipos de cuchillas remplazables que dan cortes de diferentes grosores.

Para trabajar seguramente, la base incorpora 4 patas con ventosas antideslizantes que aportan la mejor seguridad mientras que se da un giro la manivela.

Aunque no tiene dentro un depósito como el modelo preferido, solo es requisito poner un recipiente en oposición al aparato y el alimento va a caer dentro sin ensuciar la encimera.

El más sólido: Gefu SPIRELLI 2.0

Si tu cocina es pequeña o no dispones del suficiente espacio donde guardar un espiralizador como los 2 modelos precedentes, echa una ojeada al SPRIRELLI 2.0 de Gefu.

Hablamos de un pequeño instrumento que funciona con un golpe de muñeca como un sacapuntas y se sosten con ámbas manos sin necesidad de una base de apoyo. Es tan pequeño que puede guardarse en cualquier cajón de la cocina.

Es capaz para frutas, verduras y hortalizas de hasta 6 cm de diámetro. Esto limita su empleo para verduras de mayor tamaño como calabacines o berenjenas, pero tenemos la posibilidad de cortarlas del tamaño conveniente para hacerlas espagueti con el SPIRELLI 2.0.

Contiene dos cuchillas de acero inoxidable japonés con dos géneros de espesor diferente según el alimento o nuestras opciones.

Eléctrico: Imetec

El más destacable espiralizador con formato eléctrico viene de la mano de Imetec. Su diseño nos recuerda al de una licuadora. Se introduce la verdura por la parte de arriba, se enciende y el alimento sale cortado en forma cilíndrica en un segundo y en el envase de 500 mililitros.

Cuando la verdura, hortaliza o fruta va reduciendo de tamaño, nos ayudaremos con una parte cilíndrica con la que empujar para aprovechar al límite cada alimento.

Incluye tres accesorios de cuchillas de acero inoxidable intercambiables para recortar sin esfuerzo en forma de Spaguetti con un espesor de 3 milímetros; Tagliatelle, con un ancho de 5 milímetros; o tipo Parppadelle, que se asemejan a las láminas que se desprenden en el momento en que se saca punta a un lapicero.

Su formato es compacto y simple de emplear. Incorpora un sistema de seguridad con el que el aparato no se pone en funcionamiento si todas y cada una de las piezas no están bien ensambladas.

El mejor precio: FabQuality

Si quieres evaluar platos veganos auténticos sin hacer una gran inversión y con una herramienta básica pero funcional, el modelo de FabQuality va a ser tu mejor elección.

Se trata de un pequeño artilugio sobre el que nosotros debemos ir girando el alimento para que vaya saliendo por el lado contrario en forma de espiral.

Incluye tres tipos de hojas de acero inoxidable remplazables para conseguir distintas grosores y texturas.

Su diseño, ergonómico, permite coger el saliente de la parte y ejercer con la otra mano el giro de muñeca.

Los individuos valoran también que incluye un cepillito para retirar los restos y un libro de recetas con el que elaborar riquísimos platos vegetarianos.

Última actualización el 2021-05-04 at 06:30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *