Los más destacados portabicicletas

irGTuWWpL

La ubicación y las distancias en ocasiones no acompañan para salir con la bicicleta así sea a ofrecer un recorrido o a entrenar. Los parques y espacios naturales muchas veces están lejos de donde vivimos.

La opción muchas veces es desplazarse con exactamente la misma bicicleta, salvo que tengamos pequeños pequeños o que tengamos la intención de llevar las bicicletas al rincón de veraneo.

Los expertos han probado varios de los sistemas portabicicletas para que consigamos ir con nuestra bici a todos los lugares donde queramos. Como preferido han escogido el portabicicleta Thule 532 FreeRide. Ahora sí, ¡a rodar!

Rebajas

¿Por qué un portabicicletas?

No todos disponemos un coche amplio con el que nos tenemos la posibilidad de aceptar derrumbar los asientos y llevar las bicicletas en la parte trasera. En muchos coches el baúl no se conecta con los asientos traseros.

Mucho más de uno se las ingenia y la pone en la parte posterior, pero deben ir sostienes con los cinturones que se amoldan a la gente, pero no es tan sencillo ponerlos en una bicicleta. Esto sin contar el posible daño en los asientos y que nos encontramos destinados a no llevar compañía.

Si en el vehículo debemos ir más de dos personas, la solución a veces es ponerlas en en el portaequipajes del techo del vehículo, y no siempre entran apropiadamente.

Elementos como anudarlas con cintas, sogas, y otros ingeniosos trucos que van de la cabeza con tal de ir con la bici a dónde sea, no en todos los casos resultan seguros e incluso tenemos la posibilidad de exponernos a una multa o a perder la bicicleta por el sendero (con todo lo que ello conlleva). Salir a la carretera y que de repente “algo” o exactamente la misma bicicleta se suelte, puede ocasionar un grave accidente.

Mejor tener el soporte adecuado que nos deje transportar la bicicleta de forma segura, cómoda y práctica; cuidando la bicicleta, el vehículo y resguardando a todos de posibles accidentes.

Recomendaciones

Hay diferentes tipos de portabicicletas en dependencia del rincón donde los coloquemos en el coche y del sistema de sujeción.

El más frecuente de todos es el portabicicletas de maletero o de puerta trasera. Son los más económicos, pero no los mucho más fáciles de usar pues toda vez que no lo usemos debemos desmontarlo, abrir el maletero con las bicicletas colocadas es imposible. Con este sistema las bicicletas van pegadas una con otra y contra el coche, con lo cual pueden rayarse entre sí. Como recurso se puede usar ciertos protectores, pero no cubren toda la área y es ya tener complementos plus.

Suelen aguantar hasta 4 bicicletas y acarrean una serie de limitaciones de tránsito con las bicicletas cargadas, como no exceder la anchura del vehículo, no tienen que tapar la matrícula y las luces; caso de que los tapen debemos poner matrículas y luces socorrieres.

Los portabicicletas de enganche, son otra alternativa para transportas las bicicletas en la parte trasera. Son mucho más costosos, pero comodísimos. El portabicicletas se ancla con un gancho de remolque, el cual se inclina para aceptar abrir el maletero aun con las bicicletas ubicadas. Son plegables y lo único que hay que desmontarlos cuando no se usan. El problema es debemos contar con la bola de enganche homologada en el vehículo. Bloquean un tanto la visibilidad posterior, pues van a mayor altura que los portabicicletas que se anclan a la puerta posterior.

Las limitaciones son exactamente las mismas que con los portabicicletas de portón, pero en éstos casos debemos al maniobrar, debemos tomar en consideración que el turismo incrementa su largo, ya que el portabicicletas supone un suplemento en la parte trasera.

Los portabicicletas de techo, asimismo son bastante comunes de ver y económicos, la desventaja es que requieren colocar la bicicleta en altura con el ahínco que esto acarrea. No son todos iguales entre sí:

  • Unos transportan la bicicleta con las ruedas hacia arriba, son muy incómodos para colocar la bici, además de esto se sostiene desde el manillar de la bicicleta y puede estropearlo.
  • Otro de los soporte hace preciso que se desmonte la rueda frontal, para anclar la bicicleta desde las horquillas de ésta. Ocupa poco espacio y no daña la bicicleta, pero estamos obligados a montar y desmontar la rueda y transportarla en el maletero.
  • Es más frecuente de todos es el que permite que la bicicleta vaya de pie, sostenida por uno o dos brazos desde el cuadro y atada por la rueda trasera. Es mucho más voluminoso y caro que los anteriores, las sujeciones pueden rayar el cuadro, pero de los sistemas de techo es el mucho más práctico y sencillo de usar.

Por norma general requieren de la instalación de barras en el techo. Dejan la visibilidad posterior y despeja el ingreso al maletero. Son recomendados para las bicicletas de gama alta, puesto que se manchan menos por el sendero.

Contando el vehículo, la altura no debe exceder los 4 m, la anchura no debe exceder los retrovisores y de largo puede sobresalir como mucho un 15% más tras el turismo y ha de estar señalizado obligatoriamente.

Sea como sea el sistema, debemos tener en cuenta que le nos encontramos agregando peso y volumen al turismo. Esto va a tener un encontronazo sobre el centro de gravedad, el rozamiento, la aerodinámica, etcétera. Tenemos la posibilidad de ver diferencias al girar el coche, en la agilidad, el consumo de combustible, etcétera.

Es posible que nuestro vehículo ahora tenga incorporado algún accesorio, si ya disponemos barras instaladas en el techo, lo mejor va a ser elegir un portabicicletas de techo; si en cambio viene equipado con una bola de enganche, podemos decantarse por un portabicicletas de enganche. Optimizar los recursos que ya tengamos nos ayudará a ahorrar en el coste del portabicicletas.

La continuidad de uso no es menos importante, sabiendo que muchos de los portabicicletas debemos descolocarlos. Si saldremos de forma esporádica con las bicicletas, mejor uno de techo; para usos más ocasionales tenemos la posibilidad de recurrir a un portabicicletas de puerta posterior porque son los mucho más económicos; pero si somos de salir con la bici por ahí habitualmente, mejor uno de enganche pues se instalan y cargan de manera sencilla y rápida.

Cada portabicicletas trae especificaciones respecto al tamaño y número de bicicletas que puede cargar. Alén de cuántas bicicletas carguemos, debemos conocer las dimensiones de todas ellas.

El favorito: Thule 532 FreeRide

Rebajas

Thule es una marca líder en fabricar portabicicletas seguros, el modelo 538 es una opción de portabicicletas de techo, en el que la bicicleta viaja de pie y no necesita que le quitemos la rueda frontal, puesto que se sostiene mediante una abrazadera de cuadro estable. Cabe aclarar que debemos tener las barras de techo, ya que es allí donde se monta el portabicicletas.

Se adapta a rieles de 20 x 20 mm, y en los de 24 x 30 mm se requiere un adaptador, de todas formas el portabicicletas incluye unas abrazaderas y un sistema con apariencia de “T”, realizando que se ajuste a varios grosores de raíl.

La forma de ponerlo es extremadamente sencilla, la rueda frontal y posterior se sujeta mediante hebillas micrométricas, afines a las utilizadas en los rollers, que se adaptan a todas y cada una de las ruedas y afirman la bicicleta con firmeza eludiendo que se mueva o tambalee. Tanto la apertura como el cierre de las hebillas, es sencillo y veloz.

El soporte para el cuadro es de cierre rápido, al alzar la palanca se abren 2 presillas a fin de que coloquemos la bici, y al bajar la palanca las presillas harán presión en el cuadro hasta que quede firme. En cuadros redondos se amolda de 22 a 77 mm, y en cuadros ovalados de tamaño máximo de 65 x 80 mm.

El manual apunta que no vamos a poder usar este soporte en cuadros de carbono, si bien ciertos especialistas lo han probado en bicis de carbono y no han tenido ningún inconveniente. Lo que si es seguro es que no es un soporte apto para bicicletas infantiles.

Las presillas que sostienen el cuadro tienen unas gomas para evitar rayaduras y fabricantes, aunque se pude decantarse por poner unas pegatinas en el cuadro y sugerir una protección plus.

Su aptitud de carga es de 17 kg y el peso del portabicicletas de 3,5 kg, tener este número en el momento de arrancar el viaje. Vamos a poder poner múltiples portabicicletas de este género uno al costado del otro, mudando la dirección del soporte para que los manillares de las bicicletas no se choquen entre sí. Viene pre ensamblado, y lo mejor es que Thule es una marca que tiene piezas de repuesto para sus portabicicletas.

Al ser un portabicicletas de techo, si el turismo es altísimo subir la bici nos va a costar un tanto. En bicicletas enormes como las de mtb, con ruedas de 29 pulgadas y talla XL, no aporta una unión del todo buena.

Otras opciones

Gobiker Easy

Una alternativa mucho más económica es hacernos con un soporte de puerta posterior, recuerden que en este tipo de soportes, mientras que dure el traslado de las bicicletas, debemos despedirnos de maletero.

Está fabricado en acero y se sosten al turismo mediante unas cintas, de las cuales también se vale para sujetar hasta un máximo de tres bicicletas. La clave de que las bicis estén bien sostienes es que las cintas del soporte lo estén. Si no nos cercioramos de que esto sea así, vamos a perder por el sendero bicicletas y soporte.

De todas formas cabe aclarar algunas cuestiones esenciales. Es un soporte capaz para tres bicicleta; por más que podamos cargar más bicicletas, las cintas no van a hacer bien su trabajo. Lleva un cierto peso, si vamos a hacer desplazamientos muy largos, el peso va a hacer lo propio y afectará la tensión de las cintas. En caminos muy turbulentos, con pozos, piedras y óbices por el estilo, las cintas puede perder algo de tensión, sin llegar al máximo de soltarse. Si lo habitual es que salgamos por caminos “movidos”, mejor meditar en otro género de portabicicletas.

En este soporte las bicicletas van apiladas unas sobre otras, por mucho que el portabicicletas tenga unos mangos forrados en gomaespuma no evitaremos que logren llevarse algún rayón de obsequio. El turismo en sí está un tanto más resguardado, pues el soporte hace que las bicis queden separadas a una distancia de la parte posterior.

Tiene unos cilindros de goma espuma bastantes gruesos que evitan que las barras del soporte tengan contacto con el vehículo, pero con el paso del tiempo y las inclemencias del tiempo tienen la posibilidad de deshacerse, y a ver como colocamos gomas nuevas.

Es un portabicicletas rápido, económico y es apto para bicicletas de niños. Si no somos habituales viajantes con la bicicleta acuestas es mucho más que bastante.

Electric Life Elite

De los portabicicletas de techo mucho más universales, la única desventaja es que debemos eliminar la rueda frontal.

El sistema de frenos de discos oscilantes de la rueda posterior, deja que se amolden ruedas de todos los tamaños y pesos, se apoya sobre la base y se ajusta a través de una cinta con pasador. La parte delantera queda sosten por un sistema de cierre rápido, que ajusta o desajusta la distancia entre los aguantes girando la pequeña palanca, adaptándola al ancho del cuadro.

Se puede adaptar a cualquier barra de turismos de hasta 80 x 50 mm, pero aquí es bueno tener en cuenta que se amolda mejor a barras ovaladas que a las cuadradas por la manera en sí del portabicicletas. A la hora de ponerlos, debemos cambiar la distancia entre las barras, para llevar a cabo encajar el soporte con el cuadro de la rueda y con la rueda trasera.

En cuanto a la estabilidad de la bicicleta, hay voces en pos de que ha soportado enormes velocidades, al tiempo que otras no se han audaz a sobrepasar los 100 km. Detalles que se echan en falta son alguna protección entre el contacto del portabicicletas y las barras, pues puede rayarlas; y que los tornillos del portabicicletas tienen la posibilidad de desajustarse fácilmente con lo cual las bicicletas quedan expuestas a posibles latrocinios.

Towcar TCT0004

TowCar es otra marca que se especializa desde hace 25 años en crear enganches para rodados de todo género. Este portabicicletas es del tipo de enganche.

Se pone a rosca en la bola posterior del coche y tiene una cerradura como sistema antirrobo de cabezal y bicicletas. Tiene incorporada luces traseras porque el portabicicletas obstaculizará la visibilidad de las del propio turismo; se conectan al enchufe para remolque y trae adaptador para 7 y 13 pines.

Tiene aptitud para 4 bicicletas, las cuales viajan sostienes por pinzas con apliques de silicona que protegen el cuadro de la bicicleta y que además cuentan sistema antirrobo. Las ruedas se sostienen al portabicicletas a través de correas de seguridad.

Permite transportar bicicletas de mayores y de pequeños. Además de esto es abatible permitiendo la apertura del maletero. Tengamos en cuenta que con este tipo de soporte, el largo del vehículo incrementa y que además pesa solo el soporte unos 15 kg.

Es perfecto para viajes largos, caminos dificultosos. El precio ronda los prácticamente 400 euros, pero hablamos de un soporte todo lote, polivalente y sobre todo que aporta mucha seguridad.

Mottez A025PMON

Similar al Gobiker Easy, solo que el beneficio en este soporte es que las bicicletas no van acumuladas una sobre otras, sino sostienes de forma independiente mediante tres pares de aguantes graduables.

El soporte se sosten por medio de 6 tensores flexibles graduables y soporta una carga de tres bicicletas de hasta 45 kg. Las almohadillas de gomaespuma de alta densidad protegen el contacto con el turismo, pero no están exentas al desgaste.

Los sistemas de maletero tienen la desventaja de que obstruyen la vista del retrovisor, pero este modelo la tapa casi completamente. En relación el modelo del turismo incluso puede obstaculizar las luces traseras laterales.

Si el maletero tiene piezas plásticas como el alerón, no es recomendable. El anclaje del soporte a la puerta posterior debe hacerse sobre piezas metálicas. Si la puerta posterior tiene piezas plásticas y las cintas del soporte hacen fuerza sobre ellas con el tiempo nos las terminaremos cargando.

Como todo soporte de este género no está libre de desajustes en viajes largos o caminos con desequilibres, si bien las cintas elásticas de soporte asisten bastante a contrarrestar cualquier movimiento. Su coste, en comparación con otros soportes de este género, es más alto rondando los 75 euros.

Última actualización el 2021-05-26 at 02:09 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la Interfaz de programación de aplicaciones para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *