Los más destacados escáneres para tener a mano y seguro todo el papeleo y las fotografías familiares

El escáner ya es un clásico en el planeta de la informática. Como es evidente en un sector que es sinónimo de tecnología, su evolución, tanto en prestaciones, como en tamaño y precio, ha sido vertiginosa desde el instante en que en 1984 se presentase el primer modelo en blanco y negro que fue desarrollado para Apple. El anglicismo (scanner) que le hizo conocido universalmente se puede traducir por ‘el que explora o registra’.

Un concepto que se ajusta a las distintas funcionalidades que comprende en la medicina, la electrónica o la informática. En esta comparativa nos centramos en estos últimos, en concreto en sus modelos de mesa.

De los seleccionados, elegimos por el LiDE 300 de una marca puntera como Canon por su satisfactorio rendimiento para el ámbito familiar a un precio muy económico.


Escáner plano de sobremesa Canon CanoScan LiDE 300 Negro


Escáner chato de sobremesa Canon CanoScan LiDE 300 Negro

    ¿Por qué razón un escáner?

    La razón fundamental es que facilita al límite el archivo de documentación de todo género a la que se va a poder luego entrar de forma muy sencilla. Su herramienta excede el ámbito profesional puesto que todo el papeleo de casa y, fundamental, las fotografías familiares van a estar a mano y a buen recaudo en el ordenador.

    ¿Qué hace y para qué sirve?

    En síntesis, emplea la luz para transformar documentos o fotografías en ficheros digitales que entonces pueden tratarse, modificarse y editarse en el ordenador.

    ¿Cómo funciona?

    Se trata de un desarrollo algo complejo de explicar que, no obstante, se lleva a la práctica con máxima sencillez por la simplicidad de sus funciones.

    El escáner proyecta luz sobre una imagen que, por medio de los sensores, captan los diferentes tonos de luz del documento o imagen sobre la que se trabaja. Las ubicaciones más oscuras reflejarán poca luz y las mucho más claras mucha.

    Estas variantes lumínicas, mediante sensores particulares o organizados en tiras si es de color, son convertidas en señales electrónicas.

    Estas, a su vez, son enviadas como datos y previa app de un algoritmo, al pc mediante el diseño.

    O sea, a través de un conversor capaz de traducir la corriente eléctrica al sistema binario de ceros y unos que forma los pixeles o unidades de color que componen la imagen.

    Por tanto, la interfaz permite que las señales emitidas por un aparato, en un caso así el escáner, sean comprensibles para otro, en un caso así el ordenador.

    Unas partes de un escáner

    • Componentes externos:
      • Tapa: Asegura que la hoja no se doble ni se mueva a lo largo del proceso de escaneado.
      • Cama: Placa de cristal sobre la que se coloca el documento o imagen.
      • Panel de control: Mandos para organizar las funcionalidades. Suele ser muy sencillo.
      • Cubierta: Es la carcasa que rodea este periférico. Tiene un doble cometido. Por un lado, le dota de estética y, por otro, protege sus circuitos.
      • Cable de nutrición: Entrada de la energía eléctrica.
      • Puerto USB: Vía de conexión con el computador.
    • Componentes internos:
      • Fuente radiante: En la situacion del modelo plano de escáner, la fuente de luz tiende a ser halógena o fluorescente.
      • Sistema óptico: Generalmente, conformado por espéculos que recogen la luz procedente del objeto a escanear y la reconduce a los sensores.
      • Sensor: Viene a ser el alma de este periférico. Su cometido es convertir los diferentes niveles de luminosidad captados a señales eléctricas que son las que ‘entiende’ el ordenador.

    En la situacion del color, el sensor frecuenta utilizar la tecnología CCD a base de silicio por la sensibilidad a la luz que presenta este material.

    Digamos que este sensor es como un ojo electrónico que recopila la luz y la transforma en señal eléctrica. De este modo, detecta la presencia y cantidad de colores de cada punto de la imagen que filtra en tres: rojo, verde y azul.

    • Cabezal: Parte que barre toda la cama de cristal y que lleva incorporado el sensor.
    • Cinturón motorizado: Una suerte de cadena de bicicleta que desplaza el cabezal por toda la área de la imagen.
    • Motor: Es el elemento mecánico encargado de mover el cabezal y el cinturón.

    ¿Qué tipos hay?

    Hay una nutrida variedad derivada, por una parte, de su especialización (microfilm, pantallas) y, por otro, de sus peculiaridades técnicas. Si nos ceñimos a estas últimos podemos distinguir:

    • Planos: O de mesa. Son los más comunes en el campo doméstico como también lo es que vengan incorporados a una impresora.
    • Portátiles: Se marchan realizando hueco. Como es evidente, su cualidad mucho más señalada es la manejabilidad y la desventaja que no proponen, por norma general y pese a los avances en tecnología, la calidad de impresión de uno chato. Suelen emplearse para tareas muy concretas como contratos.
    • De tambor: Escanean con una altísima calidad, pero requieren paciencia en tanto que son muy lentos, un usuario con entendimientos profesionales y bastante margen económico. Están orientados al ámbito profesional.

    Parámetros principales a tener en consideración

    • Resolución: Nivel de aspecto o calidad de la imagen o el archivo escaneado. Su traducción cuantitativa es el número de pixeles (o puntos) que el escáner es capaz de detectar en una cierta área. A mayor resolución, más calidad de la imagen. Para preguntar su rango, este factor se expresa en Puntos por pulgada (dpi) o Puntos por pulgada (ppp).
    • Consistencia: Un prominente rango en este parámetro es homónimo de que el escáner puede reproducir sombras y brillos con un solo barrido de luz.
    • Hondura de color: Mide en ‘bits por pixel’ (bpp) la capacidad que tiene el dispositivo para dividir los tonos de los colores. Normalmente, tienen, por lo menos, 24 bits.
    • Agilidad: Primero, dejar claro que mucho más velocidad no es homónimo de mejor calidad sino a la inversa. Las ratios que se usan pueden ser de dos tipos. Por una parte, el número de segundos que tarda en escanear una página (s/página) o el número de páginas que es capaz de escanear en un minuto (ppm).
    • Tamaño: Tan importante como que define el tamaño de los documentos o ilustraciones que vamos luego a poder digitalizar.
    • Opción OCR: Muy aconsejable un modelo que incorpore esta opción en tanto que incluye un programa de reconocimiento de texto. De este modo, puede identificar cada letra y palabra del archivo escaneado para de esta forma modificarlo en cualquier editor de texto.

    Canon CanoScan LiDE 300: Muy casero


    Escáner plano de sobremesa Canon CanoScan LiDE 300 Negro


    Escáner chato de sobremesa Canon CanoScan LiDE 300 Negro

      Escáner de entre las marcas punteras que reúne las características mucho más apreciadas para el ámbito familiar.

      Es pequeño, ligero (no llega a los dos kilogramos), manejable, fácil de disponer y de usar, cumple bien con las funciones básicas y tiene un precio muy competitivo.

      No le observaremos habitualmente en una oficina, pero en el hogar resulta muy útil. No está concebido para uso intensivo ni es el más rápido (cerca de unos 15” segundos por página), pero tampoco son inconvenientes de extensión en este segmento.

      Una correcta resolución de colores suma ‘pros’ a este Canon muy recomendable para uso ocasional ya que, por su precio, vale la pena, más allá de que se use por asuntos muy puntuales.

      También se puede digitalizar con paciencia y tiempo el álbum fotográfico familiares, aunque está más pensado para los documentos.

      No precisa conexión a la red puesto que se alimenta mediante la toma USB. Como es norma general, el cuadro de mandos, en un caso así con cuatro botones de funcionamiento, es sencillísimo de usar.

      Entre las objeciones puntuales, se apuntan problemas de compatibilidad con el sistema operativo Windows 10.

      Epson Perfection V370: Muy aconsejable para negativos y pantallas

      Lo suyo es la imagen en todas sus variedades. Fotos, negativos o diapositivas son las piezas más codiciadas y que mejor resultado dan al pasar por su cama de cristal.

      Esta especialización comporta, por su mayor envergadura tecnológica, un precio más alto del dispositivo y frecuenta emplearse en otro ámbito vinculado a los profesionales de la fotografía.

      Se instala de manera muy sencilla, el terminal lo reconoce al momento (en un caso así incluido Windows 10) y su manejo es también muy alcanzable.

      Como se apuntaba, su régimen de los negativos es perfecto siempre y cuando se repare antes en la manera correcta de colocar el soporte sobre el cristal.

      Da la oportunidad de escanear hasta seis negativos a la vez y 4 en la situacion de las pantallas.

      En cuanto al software hay muchas opciones, entre las comunes, por supuesto, importar las imágenes de los negativos o las pantallas de forma directa a Adobe Photoshop.

      En suma, una opción apuntada primordialmente a los amantes de la fotografía con entendimientos avanzados o expertos del ámbito.

      Doxie Flip: La portabilidad como reclamo


      Doxie Flip portátil Escáner Plano


      Doxie Flip portátil Escáner Chato

        Un dispositivo que da una buenísima resolución a una agilidad notable. Sin embargo, su cualidad más valorada es su portabilidad.

        No llega ni al kilo de peso, marcha con baterías y ni siquiera necesita estar conectado a un ordenador para realizar su trabajo, aunque sí luego para verlo.

        Sus ficheros digitalizados se guardan en una tarjeta SD que luego se puede volcar al terminal informático.

        Este sistema es, exactamente, fundamento de alguna crítica puesto que se valoraría mucho más que se pudiera llevar a cabo de forma directa por medio de un puerto USB.

        En cualquier caso, en la gama de escáneres planos y portátiles indudablemente está entre los líderes por sus prestaciones.

        Otra de las virtudes añadidas es la posibilidad de escanear con comodidad libros en tanto que la tapa se puede quitar.

        Viisan VF 3240: Puede con el A3


        viisan VF 3240, de Escáner plano DIN A3. maX. Resolución 2400 X 2400 DPI Incluye Viiscan Software para Windows y Mac


        viisan VF 3240, de Escáner chato DIN A3. maX. Resolución 2400 X 2400 DPI Incluye Viiscan Software para Windows y Mac

          En este modelo su cualidad mucho más considerable viene dada por su aptitud para escanear en tamaño A3 sin que por ello sea mucho más grande que uno modelo convencional.

          Evidentemente, esta es una enorme ventaja en función de los trabajos que se vayan a llevar a cabo. Otra de sus características es la velocidad de escaneo y una resolución bastante aceptable. Todo ello sin que el valor sea elevado.

          Muy recomendable para digitalizar obras artísticas. Entre las objeciones, su programa tiene margen de optimización. Esto es, más destacable el producto en sí que sus programas. Un problema, en todo caso, perfectamente subsanable.

          Brother ADS2400N: La oficina en casa

          Rebajas


          Brother ADS2400N - Escáner departamental de Alta Velocidad (Doble Cara automático, con Tarjeta de Red Cableada)


          Brother ADS2400N – Escáner departamental de Alta Velocidad (Doble Cara automático, con Tarjeta de Red Cableada)

            Una opción que va alén de lo doméstico, pero que puede ser de gran utilidad para expertos que tienen la oficina en casa.

            Puede parecer costoso, pero sus prestaciones son ya considerablemente más terminadas y complejas que otros modelos de gama inferior.

            De esta manera, es veloz, acepta mucha carga de trabajo y, entre otros plus muy a tener en cuenta, escanea por los dos lados y digitaliza sin inconvenientes tarjetas de visita.

            Última actualización el 2021-05-10 at 15:39 / Links de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

            Deja un comentario

            Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *