Los más destacados cojines para impedir la plagiocefalia en los primeros meses de tu bebé

La plagiocefalia o deformación del cráneo ha aumentado en las tres últimas décadas gracias a la recomendación por la parte de pediatras americanos de que los bebés duerman en posición decúbito supino (boca arriba) para prevenir el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL). De este modo lo pone de manifiesto la Asociación Española de Pediatría.

Este cambio en la forma de reposar de los pequeños hizo que se reduzcan las situaciones de muerte súbita en un 50%, según las estadísticas, pero ha provocado un considerable aumento de los casos de bebés con plagiocefalia.

Por esta razón hay que vigilar de cerca la cabeza de los bebés recién nacidos, porque no se habla solamente de un problema estético. La plagiocefalia puede derivar en problemas graves de visión o audición si no se trata en el momento en que se muestran los primeros rastros.

Para prevenirla hay unos cojines particulares que se acoplan a la cabeza del bebé. Y entre todos los que ya están en el mercado el mejor valorado por los expertos sanitarios y por los expertos en puericultura es el de , la reconocida marca especializada en toda clase de productos para el bebé y sus cuidados.

Se trata de un cojín 2 en 1 -fabricado con espuma viscoelástica y forrado con una funda confeccionada de despacio algodón 100%- que se desmonta tanto para utilizarse en la cuna, para llevarlo a cabo en el capazo o en la hamaca.

¿De qué manera se genera la deformación del cráneo o plagiocefalia?

Los bebés pasan la mayoría del día tumbados boca arriba y esto hace que la presión recaiga todo el tiempo sobre el mismo punto de la cabeza.

Esta fácil postura puede llegar a provocar desplazamientos en el cráneo que dejan la cabeza plana en la parte occipital o los huesos parietales y temporales (zonas laterales).

Comunmente tiende a corregirse solo en relación el niño es capaz de girar la cabeza por sí mismo mientras descansa.

Pero hay situaciones en los que hace falta una ayuda plus, como un cojín corrector que reparta la presión y recoloque esos huesos para volver a redondear la cabeza. O en casos mucho más graves, un casco moldeador e, incluso, intervenciones quirúrgicas.

Como es un tema que preocupa a los progenitores primerizos, el equipo de Compramejor ha realizado un análisis para hallar cuáles son los cinco mejores cojines o almohadas que prevengan de la plagiocefalia y ayuden a reposar a sus bebés sin la necesidad de cambiarles de postura cada cierto tiempo.

A pesar de que se ha destacado el modelo de Jané, hay otros que reúnen muy buenas especificaciones y que se incluyen en esta guía comparativa.

Ciertos tienen forma redondeada, otros de almohada, o de cabeza de osito… y vienen forrados en diferentes fundas de colores para poder mezclarlos con la ropa de cuna.

Pero lo esencial es que todos ellos tienen dentro espumas de alta consistencia que calman la presión, posicionan la cabeza y el cuello de manera adecuada, son hipoalergénicos y antiasfixia.

El cojín antiplagiocefalia es un regalo perfecto, práctico y con el que los papás van a quedar agradecidísimos. A veces un regalo caro no es homónimo de mejor. Y en este caso específico, con un presupuesto mínimo (entre 7 y 29 euros), se tienen la posibilidad de adquirir estas almohadas.

El cojín favorito: Jané

El modelo de Jané es el preferido por los papás y los especialistas por su doble función. Se transforma de un pequeño cojín redondeado a una cómoda almohada para la cuna.

El cojín se ajusta en la almohada y, así, el bebé siempre apoya la cabeza sobre la misma superficie.

El accesorio principal, el de menor tamaño, se distingue por integrar un agujero en el centro que posiciona la cabeza del bebé sin ejercer presión y le deja respirar y dar movilidad hacia los lados.

Está fabricado con material viscoelástico memory foam que lo realiza cómodo, mullido y satisfactorio al tacto.

Todos los elementos del cojín son hipoalergénicos y las fundas que están en contacto directo con el bebé han sido tejidas en algodón 100% de primera calidad.

Está recomendado desde el nacimiento hasta los 4 meses puesto que, pasado este tiempo, para corregir algún género de deformidad craneal habría que asistir al pediatra porque con la almohada antiplagiocefalia ya no sería bastante al haberse robustecido los huesos del cráneo.

El fabricante sugiere prestar atención en el momento en que se lavan las fundas pues al estar fabricadas de algodón tienen la posibilidad de encoger si se utiliza una temperatura incorrecta.

Una buena alternativa: almohada Perfect Head de Koala Babycare


Almohada para bebés para ayudar a prevenir y tratar la plagiocefalia, de funda extraible (con dos fundas) hecha de Memory Foam


Almohada para bebés para ayudar a impedir y tratar la plagiocefalia, de funda extraible (con dos fundas) hecha de Memory Foam

    La marca italiana Koala Babycare está especializada en productos diseñados para el confort de los bebés. Fue establecida por dos amigos ingenieros que aunaron sus capacidades técnico-científicas para estudiar y ofrecer solución al problema de la plagiocefalia.

    Lo consiguieron y crearon el cojín Koala Perfect Head, que tiene un gracioso diseño en forma de cabeza de oso y, lo más importante, un género de espuma horadada antiasfixia y con memoria viscoelástica de alta definición.

    Con esta almohada el lactante sostendrá una posición correcta de su cabeza por el hecho de que el lado posterior está levemente alzado, aparte de dormir con placidez gracias a su funda despacio y acolchada.

    Su pensado y práctico diseño sólido puede usarse en cualquier sitio; pero, si se elige una almohada con mayor área para un empleo exclusivo en la cuna, la mejor elección es el modelo Koala Perfect Head MAXI.

    La Koala Perfect Head es correcta desde el nacimiento y puede escogerse en tres colores: azul, blanco y rosa. Incluye una funda agregada y una bolsita para llevarla a todas y cada una de las partes.

    Diseñada por un pediatra: Babymoov Lovenest

    En tercera posición está el cojín ergonómico de Babymoov creado por un médico francés.

    Llama la atención por su diseño en forma de corazón que, con la inclinación precisa, garantiza una distribución uniforme de la presión para mantener la manera redondeada de la cabeza del bebé.

    Se adapta a todas y cada una de las cunas, hamacas o sistemas de retención infantil. Está fabricada con espuma traspirable, suave, confortable, y viene forrada en algodón 100% muy agradable al tacto.

    De la misma los precedentes modelos, su empleo está sugerido desde el nacimiento y hasta los cuatro meses de edad.

    Asimismo, entre las características de este producto, que lo transforman en uno de los favoritos de los papás, es que la marca ofrece distintas opciones cromáticas: blanco, gris jaspeado, rosa con topos grises y azul celeste.

    Los especialistas solo ponen una pega a este modelo, y sucede que solo puede limpiarse la área, por el hecho de que no se desenfunda para lavar ni se puede meter a la lavadora.

    La más ventilada: Cleva Foam de Clevamama

    Clevamama es una marca “diseñada por mamás y para mamás”, tal como dice su eslogan. De ahí que sus productos se encuentran posicionados siempre y en todo momento como los mejores. Son seguros, funcionales y de gran calidad.

    Tal es de este modo, que la efectividad de su almohada Clevafoam, fabricada en algodón 100% traspirable, ha sido reconocida y demostrada por el prestigioso Trinity College de Dublín.

    Esta almohada, además de prevenir la plagiocefalia, dispone del sistema airflow que disipa la humedad y favorece la óptima circulación del aire, facilitando el reposo del pequeño.

    Además, reduce la presión del cráneo en un 50% y optimización el apoyo en un 80% independientemente de dónde se halle el bebé: la cuna, la cama, el cochecito, la hamaca…

    Su diseño es menos vistoso que otros, pero la función y los resultados de su empleo son excelentes.

    El más destacable precio: Yoofoss

    Esta almohada asimismo tiene forma de cabeza de osezno exactamente la misma la Koala Babycare.

    Está fabricada con espuma con memoria, lo que favorece la manera natural redondeada de la cabeza de los recién nacidos, que de esta forma la sostienen apoyada en la posición correcta.

    El material empleado para su fabricación es antibacterias y traspirable. La funda, de terciopelo suave en color azul, es extraíble para lavarla a máquina y para proteger la espuma interior del polvo, o de las regurgitaciones o de las babitas del bebé.

    El cojín de Yoofoss está sugerido desde el nacimiento y, si se emplea desde el comienzo, garantizará que la cabeza del bebé no se aplane. Además, tiene un precio verdaderamente bajo y asequible para todo el planeta. Como bien dice el refrán, “más vale prevenir que sanar”.

    Es un complemento imprescindible que mantiene su suavidad a pesar del uso continuado, y que seguro les encantará a los recién estrenados papás.

    Última actualización el 2021-05-19 at 10:59 / Links de afiliados / Imágenes de la Interfaz de programación de aplicaciones para Afiliados

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *