Las mejores orejeras para el invierno

Abrigarse con prendas de calidad que nos protejan del frío es garantía para afrontar un invierno sin sobresaltos. Y la cabeza, al quedar a la intemperie, es la parte del cuerpo más expuesta a las inclemencias meteorológicas, y por donde nos entra mucho más frío, por lo que hay que protegerla.

Los complementos mucho más usados para esto son las bufandas, pero existe otra prenda que en países septentrionales goza de una enorme aceptación y que desde hace unos años comienza a tener su protagonismo en España: las orejeras.

Este accesorio, inventado hace siglo y medio, ayuda a batallar las temperaturas gélidas, al paso que dan un toque diferente y moderno a nuestro outfit.

Los expertos de los centros auditivos GAES (compañía multinacional para la corrección auditiva) las recomiendan de forma encarecida, más que nada para niños y personas de la tercera edad, que son propensas a resfriarse y coger infecciones de oído.

Estos protectores tienen la posibilidad de ser la solución para que sus oídos estén bien resguardados durante la temporada invernal.

Entre todos y cada uno de los modelos que hay en el mercado las mucho más destacables son las orejeras tradicionales de diadema que da la marca LUOEM. Los especialistas en complementos las han escogido por su muy elegante diseño, su pluralidad cromática y por el hecho de que tienen la posibilidad de vestirlas desde pequeños hasta ancianos.

Pero el modelo clásico no es el único que se oferta hoy día. Hay diseños de todo género: con o sin diadema, en forma de cinta para los deportistas, impermeables y con preciosos estampados para niños.

En cuestión de materiales asimismo hay extensa variedad: pieles sintéticas, poliéster, felpa, lana, suaves pelusas o forros polares para la parte interna.

Finalmente, en lo que se refiere a precio se refiere, es un complemento realmente económico que en la mayoría de los casos no supera los 15 euros, lo que facilita comprar varios modelos según los momentos o actividades que se vayan a efectuar, además de que se transforman en una gran opción de regalo.

A continuación se recogen los cinco mejores modelos, amoldados a gustos y necesidades, pero que tienen un denominador común: abrigan y sostienen calientes una de las partes mucho más sensibles de nuestro cuerpo.

Ha llovido ‒y nevado‒ bastante desde el momento en que al estadounidense Chester Greenwood se le ocurriera protegerse las orejas con mechones de pelo mientras patinaba sobre hielo.

Las clásicas de diadema: LUOEM

La lista está encabezada por el diseño clásico de orejeras con diadema que a todos pensamos cuando se piensa en esta clase de accesorio.

Entre todos y cada uno de los modelos de este estilo, LOUEM ha diseñado unas orejeras interesantes, en extensa variedad de colores y apropiadas para realizar cualquier actividad.

Están realizadas con interesante felpa transpirable, que dan exactamente el mismo calor que las lanas de piel de oveja, pero de una manera sostenible y respetuosa con el medioambiente.

Son livianas y simples de transportar porque al plegarlas caben en el bolso, mochila o bolsillo. Se ajustan bastante bien bajo sombreros, lentes y cascos de esquí, si bien para algunos la diadema puede incordiar y resultar algo incómoda.

Las LUOEM atraen por su diseño redondo y con apariencia peludo que combinan con cualquier outfit y en cualquier percha, ya sea de hombre, mujer o niño.

Por todo ello están recomendadas 100% como accesorio imprescindible este invierno, y también son una idea mucho más que atrayente para adivinar con un óptimo obsequio.

La opción alternativa más polivalente: Fiebig Orejeras Unisex

Las orejeras de Fiebig se caracterizan por sus buenos acabados y por la calidad de sus materiales.

A diferencia del modelo anterior con diadema tradicional, que las sujeta en la parte superior, este modelo se ajusta por detrás. Así se transforma en un accesorio verdaderamente útil para efectuar deporte y actividades al aire libre en invierno, como andar en bici o practicar senderismo.

Su diseño unisex se amolda de forma eficiente al tamaño de la cabeza, alargándose desde la talla S hasta una gran XXL . Además, son tan flexibles que se doblan con rapidez para poder guardarlas en el bolsillo del abrigo cuando no se usan.

Son cálidas merced a estar fabricados con microfelpa caliente hecha de 100% poliéster. Otro signo de calidad son los bordes redondeados, sellados con cuero sintético, que las mantiene en perfectas condiciones durante varios inviernos.

Las mejores sin diadema: Earbags

Earbags son las orejeras idóneas para quienes desean mantener sus oídos protegidos y calientes, pero no quieren un modelo aparatoso que les estropee el peinado o les no permita llevar gorro o sombrero.

A los especialistas les encantan por el hecho de que son supercómodas y discretas de llevar al no integrar diadema como los demás modelos.

Al ser tan finas prácticamente ni notará que las lleva puestas. Además de esto, dismuyen el ruido si el viento es fuerte, y se tienen la posibilidad de usar con auriculares debajo. Y no llenan prácticamente espacio, con lo que de la misma los otros modelos se portan en cualquier bolsillo.

Se encajan a la perfección en todas y cada una de las orejas a través de un mecanismo de click que las mantiene con firmeza en su sitio, y están libres en tres tallas (S, M y L). La talla S es para orejas con un tamaño de unos 5-6 centímetros; la M es la más común, de 7 centímetros; y la L es un tallaje propio par unas señoras orejas, desde 8 centímetros.

¿Quiere un modelo que vaya con su abrigo, de un tejido en concreto o con el que anime a la selección española? Earbags tiene un extenso catálogo donde elegir diferentes colores, tejidos (punto, piel sintética o terciopelo) y estampados (animal print o multitud de banderas nacionales de todo el mundo). Seguro que hallará la que mejor se ajuste a su look y le va a poner una toque chic a su indumentaria frecuente.

Las preferidas para practicar deporte: Jooheli

La fiebre de running sigue en rema y muchos corredores eligen por equiparse apropiadamente y resguardar sus oídos y su cabeza ante los fuertes vientos o las bajas temperaturas de los meses de invierno.

Las Jooheli son una cinta para el pelo con orejeras que puede emplearse como diadema o como media máscara. No se resbala, es flexible y, al unísono, fuerte a fin de que quede fijada a lo largo de la realización del ejercicio.

Está confeccionada con 94% poliéster y 6% de material de vellón polar spandex capaces de mantener las orejas y la frente calientes en los días de invierno.

Se vende en un paquete de dos y no solo es concreta para los runners, aunque ellos sean los que han visualizado esta prenda. Esta diadema es muy polivalente, tanto para niños como para mayores, y está fenomenal para deportes que requieran el uso de casco, como el ciclismo, el motociclismo o el esquí.

El mejor diseño infantil: Warm-U

Los progenitores hallarán en las orejeras Warm-U el mejor complemento para abrigar a los pequeños de la vivienda. En el momento en que hace aparición la temida otitis y no queda mucho más antídoto que mantener los oídos a salvo de las bajas temperaturas, estas orejeras con graciosos estampados de piratas y princesas les encantarán a nuestros hijos.

Exactamente la misma las Dimples Excel de mayores son un tipo de prenda que se sujeta desde la parte trasera de la cabeza. Se alargan desde los 35 hasta los 40 centímetros para ajustarse al perímetro, y todo el interior está forrado con suave pelo sintético.

En el momento en que lleguen al cole van a poder plegarlas de manera fácil y guardarlas en el abrigo o en un bolsillo de la mochila.

Según los especialistas el rango de edad aproximado de estos protectores auditivos va desde los 2 hasta los 5 años.

Última actualización el 2021-05-04 at 11:09 / Links de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *