Las mejores máquinas para iniciarse y progresar en la técnica del tatuaje

Germán Temprano

El origen de los tatuajes se pierde en la noche de los tiempos sin distinciones de civilizaciones o etnias.

La evolución abismal de sus técnicas tuvo un considerable punto de inflexión en la década de los 70 con la introducción de la micro-pigmentación y la creación de tintas antialérgicas.

Desde ese momento, hay que decir que su principio de desempeño, que luego observaremos, sigue siendo el mismo o muy parecido al de sus orígenes.

Sin embargo, tampoco hay que obviar que son dispositivos poco a poco más precisos, menos dolorosos para el cliente y mucho más versátiles.

De las máquinas seleccionadas, orientadas a principiantes en esta técnica, nos hemos decantado por el modelo rotatorio CTG003 de la marca Biomaser por ser un kit muy completo y fácil de utilizar, en los parámetros de esta técnica, a un precio si no económico, razonable para lo que ofrece.

Como es evidente, de gustarte los tatuajes a decidirte a hacerlos hay un salto cualitativo importante. También lo hay entre dibujar en un papel y hacerlo sobre la piel de alguien.

Sin embargo, hoy en día existen muchas opciones distintas para ir poco a poco continuando en esta técnica.

Entorno de trabajo

Antes de entrar en las máquinas en sí, vamos a destacar varios de los elementos que se van a hacer precisos en un entorno de trabajo conveniente para realizar tatuajes.

  • Higiene: Seleccionar un área determinada de trabajo y mantener la higiene como prioridad.
  • Iluminación: Mesa amplia y extensa con una lámpara que se logre mover y ofrezca buena y también intensa luminosidad.
  • Papel absorbente: Las servilletas o el papel de cocina se adecúan muy bien a la limpieza del exceso de pintura.
  • Rollo largometraje transparente: Para contemplar y envolver todo cuanto se logre para aislar lo máximo posible la mugre.
  • Agua mezclada: Botella con agua destilada mezclada con algo de jabón antiséptico para lavar bien la región de la piel sobre la que se va a trabajar.
  • Guantes de látex: Totalmente imprescindibles.
  • Papel hectográfico: Específico para los trabajos de tatuajes que se usa para transferir el diseño del tatuaje de este papel a la piel.
  • Gel antiséptico: Siempre conveniente poseerlo a mano.
  • Máquina: El elemento central y el objeto de esta comparativa.

Qué es y de qué se compone

La máquina o pistola de tatuar es un dispositivo que se emplea para pintar imágenes en la piel de la gente. Es la definición más básica.

Esta compuesta, por norma general, de los próximos elementos:

  1. Bastidor: Tiende a ser de acero inoxidable o aluminio, tiene forma de C y deja fijar las diferentes partes de la máquina.
  2. Tubo portaaguja: Va en la parte de abajo del bastidor. Es un cilindro hueco de acero inoxidable (si bien hay modelos tirables de plástico) por cuyo interior se desliza verticalmente la aguja.
  3. Aguja: De acero inoxidable. Puede tener punta fácil o múltiple y en el otro lado está doblada en forma de argolla para sujetar la aguja al mecanismo de vaivén.
  4. Accionamiento: El sistema mucho más habitual está formado por dos electroimanes, si bien hay modelos con motor rotativo y asimismo otros impulsados por aire comprimido.
  5. Alimentación: Se utilizan fuentes de corriente continua de pequeña potencia, alimentadas frecuentemente por un sistema de corriente alterna familiar.

El encendido y apagado de la máquina es controlado con el pie, utilizando un pequeño pedal interruptor.

De qué forma funciona

Es dependiente de las clases que veremos ahora. Señalamos aquí el desarrollo genérico que desemboca en el tatuaje en la piel.

Una máquina para tatuar lleva una aguja que se desplaza de arriba abajo, a través de un tubo hueco que, por su parte, es envuelto en un mango para sujetarla.

La aguja se coloca en movimiento mediante el dispositivo electromecánico o el que incorpore. De esta forma, la aguja penetrará en la epidermis 1 mm de manera rapidísima entre 50 y 3.000 ocasiones por minuto

El objetivo es inyectar la tinta en la parte mucho más profunda de la piel para que logre quedar permanentemente.

Qué tipos hay

  1. De bobina:  Suelen ser las más extendidas. Emplean un circuito de tipo electromagnético para desplazar la aguja. El circuito de las bobinas permite ajustar la impedancia o la resistencia, que sirven para regular apropiadamente la velocidad y la potencia de la máquina para achicar así daños en la piel. ​De alta capacidad, asequible y ​ para emplear en el transcurso de un largo periodo de tiempo de tiempo.
  2. Rotatoria: Funciona con un motor eléctrico mucho más rápido que los circuitos electromagnéticos. No se tiene que perder tiempo en el calibrado. Se puede utilizar sin precisar tener mucha experiencia. Es muy polivalente ya que es suficiente con regular el voltaje para trabajar distintas líneas, sombras o colores.
  3. Neumática: De gama alta. Usan un sistema de aire comprimido y, por tanto, exigen un compresor de aire para su correcto desempeño. Asimismo están equipadas con un sistema eléctrico para poder marchar en caso de no tener un compresor. Son máquinas sigilosas y más ligeras. Se limpia de manera muy sencilla y demanda poco cuidado.
  4. Delineadora: Mucho más especializada en el trazo de líneas. Empleo sencillo y precio asequible en general.
  5. Sombreadora: Como su nombre señala, orientada al sombreado de la piel con tinta. Más lenta que el resto, si bien tiene importantes ventajas como un menor mal y también irritación de la piel.
  6. Inalámbrica: Las mucho más modernas. Con cargador y baterías que se acoplan a la máquina y que permiten trabajar con enorme comodidad

Qué tener en cuenta

  • Materiales: La durabilidad se encuentra dentro de los factores que mucho más hay que apreciar. Como resulta lógico, tendrán más extendida vida si están fabricadas con metales fuertes como el latón, el hierro o el cobre.
  • Tamaño: Depende de las pretensiones. En el caso de las agujas ciertas pistolas se hacen sólo para tamaños de aguja que crean líneas, otras están hechas para los tamaños que se utilizan en el sombreado. Asimismo hay dispositivos que se ajustan a ambos tipos de aguja o fabricantes que venden ámbas máquinas en paquetes combinados. En el caso del tamaño y el peso de la máquina cambia en función de los materiales y el diseño. Que sean ligeras es una buena cualidad en un trabajo que se prolonga a lo largo de mucho tiempo. La tinta para tatuajes está elaborada con varios pigmentos que tienen la posibilidad de ser de origen vegetal, mineral, metálicos o plásticos.
  • Elementos externos: En este apartado es importante tener en consideración elementos como la alimentación, un cable de clip o el pedal.
  • Sonido y vibración: Hay que buscar que sean poco estruendosas por el hecho de que terminarán por incordiar mucho. En la situacion de la vibración resulta obvio que lo idóneo es la menor posible en una actividad tan delicada.

Pluma rotatoria para principiantes: Biomaser CTG003

Un completo equipo para tatuar con máquina rotatoria y fuente de nutrición que crea poco estruendos y que se puede comprar a un precio razonable para sus peculiaridades y desenlaces.

Entre las bazas principales de este tipo de máquinas en sí y de esta en particular es la facilidad de uso (siempre y en todo momento charlamos de unos entendimientos especialistas suficientes).

O sea debido en parte importante a su longitud (unos 12 cm) y a su ligereza de peso (130 gramos). Además de esto, está fabricada en una aleación de aluminio de alta dureza.

Al poco estruendos se suma otra cualidad fundamental como es la escasa vibración que redundará en la precisión del dibujo.

Es un dispositivo ideal para comenzar en esta técnica. El agarre resulta muy ergonómico gracias a las muescas cerca de la aguja que le dota de un aspecto de pluma. De hecho, también se denominan de esta manera.

Permite tandas largas de trabajo continuado en tanto que no se acostumbra calentar por este motivo.

Un par muy asequible: Dragonhawk Extreme

Por todo lo que trae de serie, dentro dos máquinas de tatuar, el valor resulta su partida más interesante, que no es poco.

Hay que dejar claro, y poseerlo antes de decidirse a la adquisición, que estamos en una gama de dispositivos baja-media orientada primordialmente a las personas que se quieren iniciar en esta práctica sin pasar todavía a expresiones mayores. Esto es, a la piel humana.

No les va a faltar de nada para experimentar ya que a los dos dispositivos suma agujas, fuente de alimentación, diversos consejos, pedal y piel sintética (mejorable en un caso así, pero sin mermar la perfecta decisión que supone) para ir practicando.

La máquina de bobinas resulta muy balanceada. El capítulo de vibraciones es bastante observable, pero en una máquina de este precio tampoco es de extrañar.

Como hemos dicho, para soltarse en piel sintética o fruta para coger horas de tattoos resulta una alternativa aconsejable con las restricciones propias de un kit de su precio.

Kit más que terminado: Solong Tattoo

Trae tantas cosas en el maletín que llega a abrumar. Para iniciar, un surtido de 54 colores y muchos complementos para emplear un buen rato en saber qué función tiene cada cosa.

Todo por un precio que, dada la cantidad de elementos que viene, resulta bastante económico. Bueno para principiantes con la paciencia necesaria para ir de a poco conociendo el mundo del tatuaje a través de los utensilios.

Nada menos que cuatro gadgets para efectuar todas y cada una de las funcionalidades de manera concreta. Líneas o colores que se tienen la posibilidad de marcar o rellenar con muy diferentes tamaños de aguja.

En síntesis, mucho más de veinte artículos que constituyen un muy completo maletín ideal para regalar a alguien muy aficionado a este planeta.

Muy cómoda para soltarse: Rayyl

Si se tiene mucho más margen económico y se desea tener una opción de calidad y simple esta pluma rotatoria es una perfecta elección.

Muy completa con fuente de nutrición con 20 piezas de aguja y otras tantas tapas para la tinta.

Hay que poner énfasis el pequeño tamaño de esta fuente de nutrición y del pedal inoxidable.

Respecto a las agujas, todas ellas tiene dentro un sistema de membrana que permite que sea incesante la proporción de tinta a cada accionamiento de la máquina.

Suavidad de la aguja: Stigma

Un kit de gama media por su contenido con una máquina muy interesante que contrarresta la falta de tanto accesorio.

La baza principal de esta pistola de tatuar es un deslizador que incorpora con objeto de que la aguja vaya lo mucho más suave viable.

Además, va proveído de un motor que soporta bastante bien en prolongación de trabajo sin solamente calentarse.

Última actualización el 2021-05-04 at 06:40 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *