Las mejores jaulas para hámsteres

gEfVYVEL

Quien no haya tenido un hámster no sabe lo entretenido y lúdico que resulta este pequeño roedor. Uno puede quedarse embobado durante largos periodos de tiempo viendo cómo hace deporte, guarda la comida, escarba en la arena y ajusta su lecho. Lo destacado es darle una jaula amplia y extensa, con distintas atractivos a fin de que la mascota se recree y no caiga enferma por falta de espacio para la movilidad. Por eso, échele un ojo a la jaula de madera ecosostenible Hamsterville de Ferplast, la ganadora de esta comparativa.

Los hámsteres, originarios de zonas asiáticas, se han convertido en entre las mascotas mucho más populares entre los niños. Los roedores son una magnífica opción alternativa a animales mayores por el hecho de que, primero, sirven como termómetro para entender si los niños de la casa son responsables con sus mascotas, antes de dar el salto de adoptar o comprar un perro o un gato. Esto no significa que los hámsteres no precisen cuidados especiales. Los tienen y es un mensaje que debe darse desde el primer momento en el que se decida comprar uno.

A tomar en consideración

Por tal razón, la decisión de una jaula es tan especial. Que sea una mascota diminuta no significa que no necesite espacio. Son animales con mucha actividad y que, cuando están despiertos, corren de un lado para otro. Además de un mínimo espacio, hay complementos que son aconsejables y que ciertas jaulas ahora traen incorporados como: un refugio, cilindros o escaleras para trepar, una rueda para ejercitarse y un comedero-bebedero.

Si se opta por una jaula con barrotes, estos han de ser resistentes (comunmente lo son). Pero recuerde que la distancia entre ellos asimismo influye por el hecho de que varios hámsteres podrían escapar. Esto que, a priori, semeja misión imposible, no es así en lo más mínimo. Existe algún género de hámster enano, como el ruso o el Roborowski, que es muy flexible y propenso al escapismo por los orificios menos insospechados.

Por último, tenga en cuenta la facilidad con la que se desmonta la jaula por el hecho de que la higiene es la clave para una mascota saludable y perdurable.

A continuación se comparan cinco jaulas para hámsteres, con diferentes peculiaridades y para todos y cada uno de los bolsillos.

Jaula de Ferplast: la más completa

La marca italiana Ferplast es un referente en el mercado de las mascotas. Sus cincuenta años de historia acreditan una trayectoria enfocada en ofrecer la mejor de las garantías y un diseño sobresaliente en sus modelos y para todos los animales, como los comederos para pájaros (link a las mejores casas nido).

En un caso así presenta su jaula Hamsterville, llevada a cabo de madera ecosostenible y red de alambre. Sus medidas (60 x 34 x h 49 cm) están pensadas para ofrecer las mejores prestaciones a los roedores y a esos dueños que dispongan de determinada espacio para albergar esta jaula, algo más grande de lo que comúnmente se oferta en el mercado.

Hamsterville está estructurada en distintos escenarios a los que el hámster accederá por sus rampas y le dotará del espacio que precisa para realizar su dosis de ejercicio diario. Lo mejor de todo es que viene con los puntos claves, como la rueda giratoria, una casetita para el descanso, un bol para la comida y un bebedero dosificador. Es muy peligroso para la salud de los ratoncitos que se mojen, por eso es mejor que el agua esté en un envase aislado, como el de Ferplast.

La jaula tiene una bandeja extraíble que recoge los desechos para hacer más simple su limpieza.

Su bello diseño encajará en cualquier estancia de la casa y será el centro de atención de las visitas. Un caso de muestra de cómo Ferplast estudia cualquier aspecto: la jaula esconde la bandeja de plástico inferior con una puerta de madera que se abre de los laterales.

Ahora solo es necesario meter dentro al lindo inquilino… ¿Con su pareja?

La mansión de madera de Outsunny

Rebajas

Quien no se de acuerdo con un lindo ratoncito y desee formar una genuina familia de roedores, el modelo de madera de Outsunny es buena opción. Sus medidas (115 x 60,5 x h 58 cm) y su peso (19 kilos) la convierten en una mansión para los hámsteres y para otros roedores como las cobayas. Estas características también van a marcar la adquisición, porque se necesita de espacio suficiente en la vivienda. De ahí que es su primordial ventaja, pero también desventaja, puesto que es dificultosa de manipular y de trasladar.

La jaula de Outsunny se compone de tres plantas donde se pondrán los accesorios a gusto del dueño, ya que solo viene con una estancia independiente a modo de alcoba. Se echa en falta que no tenga ningún género de mecanismo para poner el agua.

Con sus ventanas de plexiglás (una resina sintética transparente), se puede observar en cada momento qué hacen los hámsteres. Además de esto, el techo con una malla metálica se puede abrir por completo para asegurarse una buena ventilación.

Para limpiarla solo hace falta sacar la bandeja inferior, aunque por sus dimensiones puede ser caro higienizar el resto del habitáculo.

La entretenida jaula de DZL

Otra jaula de un tamaño considerable (29.5 x 29.5 x h 38 cm), pero con barrotes de metal, es la que ofrece DZL. Mucho más económica que las precedentes, trae todos y cada uno de los complementos precisos: caseta, rueda, comedero, bebedero de afuera y túneles.

El colorido tubo de la jaula la hace irreconocible y para el hámster esta galería de plástico le resultará de lo mucho más amena. Sin embargo, el tubo es la parte frágil de la jaula y hay que vigilar que en los traslados no se golpee contra alguna puerta o pared.

La opción alternativa para cuando se quiera desplazar o limpiar es retirar el conducto y poner unas tapas, aunque estas se venden separadamente. ¡Ojo, porque si no se compran, los roedores tienen la posibilidad de escaparse!

Para una limpieza parcial, basta con sacar la base de plástico y tirar la mugre.

Libre en 4 colores distintas, la jaula hará las delicias de los más pequeños de la casa.

La madriguera Habitrail Ovo Mini

Las jaulas más extrañas y estrambóticas del mercado las oferta Habitrail, que con sus distintas modelos Ovo (Mini, Suite, Adventure Park) procura imitar los túneles y madrigueras de los roedores. En verdad, se trata de un sistema modular ampliable al que se le pueden ir agregando otras galerías y estancias.

La jaula Habitrail Ovo Mini está llevada a cabo de plástico ‒con lo que en todo momento se ve qué hace el ratoncito‒, y se vende con el kit básico: comedero, bebedero, estancia y rueda de ejercicio.
La desventaja de obtener una jaula así es su montaje, su limpieza y su fragilidad. Si bien todo es cuestión de paciencia y de tacto al manipularla.

Un apunte importante: la jaula solo sirve para los hámsteres enanos, como el ruso o el Roborowski, por el diámetro del tubo.

El modelo más común y económico de BPS

BPS ofrece el modelo mucho más simple. Ese que se tiene en mente cuando uno piensa en una jaula para hámster: con barrotes, con una base de plástico y un asa para transportarla.

Y no es una mala opción teniendo en cuenta que el resto productos de esta comparativa son, por norma general, bastante complicados de llevar. Conque si el cliente busca una jaula que logre trasladar sin problema de casa en casa, esta es la opción mejor. Tiene el espacio suficiente y trae incorporada un bebedero dosificador, un comedero, una rueda de ejercicio, una interfaz para colocar a media altura, una rampa y… ¡Tachán! Un bello castillo-palacete para el rey (o reina) de la jaula.

Mucho más fácil de limpiar que otros modelos, su precio está bajo las jaulas que se han relacionado en esta reseña.

Última actualización el 2021-05-11 at 14:40 / Links de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *