Amigos invisibles: el origen de la celebración y el primer obsequio

Los amigos invisibles son una tradición poco a poco más común en el mundo entero, en especial esencial en Navidad. Obsequios entre familiares, especialmente cuando son muy enormes, obsequios de la clase, del trabajo, de los amigos de la vida … Puedes planear la adquisición de obsequios por semanas o aun de último minuto.

Esta no es una manera de sustituir a los Reyes Magos o al Padre Noel, sino más bien una manera entretenida de presentarte en un equipo sólido a un valor controlable sin la necesidad de pasar una cantidad enorme de horas intentando encontrar docenas de regalos. Esta es una manera de explotar los más destacados costes todos y cada uno de los días.

En la mayor parte de las situaciones, el juego asimismo atrae la oportunidad de sugerir 2 partes: lotería y distribución de regalos.

La fórmula más habitual para escoger a quién se da sin saber a absolutamente nadie es poner una hoja de papel en una bolsa con el nombre de cada integrante del conjunto escrito en ella. Y en el momento en que todos estaban allí, todos extendieron sus manos y sacaron un papel para obsequiar juntos.

Entonces, en la fecha acordada, un nuevo obsequio de celebración y ducha, los costos personales son limitados.

Varias personas asimismo enlazan imágenes o documentos que proponen al receptor al lado del obsequio “enigmático”. La práctica es muy aconsejable pues provoca que la celebración sea mucho más entretenida y optimización tu sabiduría.

  • Revela 120 ideas por menos de 30 euros y dáselas a amigos invisibles

La historia del amigo invisible: el origen

Tres historias distintas tienen exactamente el mismo origen, y quizás la mucho más vieja: Escandinavia, que va a sentar un antecedente para un amigo invisible cerca de Santa Claus.

Hay una tradición llamada “Julklapp” (“significa Navidad”, “Klapp” en nuestro idioma sería “golpe”) y rinde homenaje a los duendes de Santa, que tienen que llevar a cabo un trabajo esencial para contribuir a repartir los regalos.

Entonces, al no ser ni cortos ni perezosos, los duendes tocan puertas de puerta en puerta y dejan ciertos obsequios de ofrendas, lo que debería contribuir a conocer quién sostiene a todos presentes.

No es exactamente lo mismo que el juego de hoy, pero tiene espíritu, mucho más talento y secreto. Pues aquí debes acertar para quién es cada obsequio.

Otra narración acerca de el origen de los amigos invisibles, quizás la mucho más fiable, ocurrió en Venezuela en la época del siglo XIX. Si los amigos de las mujeres no tienen la posibilidad de sobrepasar a sus maridos o novios, pero desean sostener un círculo íntimo conveniente para los hombres.

Frente algo tan severo o aun contraindicado, como admitir regalos de otros, idearon un sistema al que llamaron “El Compadre del Papel”, que contenía algo muy similar a eso que hacemos el día de hoy con un amigo invisible.

Escogieron a la suerte una hoja de papel con el nombre de la persona indicada y después se juntaron para canjear regalos.

Esta tradición se ha extendido a otros países, donde se le llama “amigos misterios” o “amigos invisibles” como la conocemos el día de hoy.

Por último, hay una historia mucho más reciente en los USA.

No se tratará del origen de esta práctica, puesto que hablamos de este siglo, pero varias personas lo comentan con el desarrollo explosivo de éxito de esta práctica en los últimos tiempos.

Esta es una historia con un nombre de rincón y un apellido concretos.

Tiene rincón en Kansas City y el personaje principal lleva por nombre Larry Dean Stewart. Un hombre de origen humilde, su historia adulta fue horriblemente errada, e inclusive estuvo desempleado a lo largo de un par de años sucesivos antes de Navidad.

Pero el fracaso cambió y Larry tuvo éxito. Los negocios de gran distancia y la televisión por cable lo transformaron en millonario.

En armonía con el gran éxito financiero, alguien empezó a conceder de manera anónima a los necesitados en Navidad. Asimismo manda dinero a organizaciones beneficiosas y organizaciones.

Los obsequios anónimos se convirtieron en una tradición, y la novedad de lo que sucede es tan influyente que en el planeta anglosajón se comienza a charlar de un juego llamado “Secret Santa”.

En 2006, en el momento en que a Larry Dean Stewart le diagnosticaron cáncer y terminó con su historia, descubrió la identidad segrega de la persona que logró el obsequio misterio. Y él mismo asimismo es un amigo invisible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *